El uso de las agendas hoy en dia

agenda-2296195_640

Es verdad que hoy en día está todo informatizado que dependemos mucho de las nuevas tecnologías para todo, la vedad es que es bastante cómodo eso de poder tenerlo todo a mano con un simple clic de ratón, pero no debemos olvidarnos que al final se trata de máquinas, que con un simple error humano se puede ir todo al garete. Veréis ahora en cuanto un ordenador se viene abajo o falla la conexión a internet la tienda se queda bloqueada, no hay manera de poder darle vida, pensemos por un momento las veces en las que antaño en una tienda tradicional en la que había una simple caja de caudales o una caja registradora cuando se ha quedado la tienda sin funcionar. La verdad es que nos damos cuenta que las nuevas tecnologías sí que son una maravilla, pero practicas lo que se dice practicas la verdad es que no son.

Una práctica que también ponemos mucho en uso es la de guardar todo tipo de información de los teléfonos móviles, si antes nos lo robaban estábamos angustiados durante días por el dineral que nos había costado, sin embargo, si ahora nos lo roban nos angustiamos porque perdemos un montón de fotos, información importante que tenemos en la tarjeta de memoria o en la SIM. Y qué decir de la agenda en la que solemos guardar citas de médicos, fechas importantes, cumpleaños, un montón de información que al final es importantísima para nosotros. Pues bien, llamadme anticuada o lo que queráis, pero yo soy de la vieja usanza, a mí me gusta llevar en el bolso a parte del móvil mi agenda personal en la que apunto todo lo que necesito saber, una agenda a mi gusto, yo siempre he sido de ir comprándolas todos los años, con la nueva fecha vigente en el calendario, entrando en http://www.agendasyrecambios.es/ podemos encontrar una amplia variedad de agendas, de todos los tamaños de todos los colores entre las que poder elegir.

La verdad es que esto de las nuevas tecnologías está muy bien, pero alguno se nos ha subido un poco a la cabeza, así que lo que debemos hacer es intentar recurrir a lo de siempre a lo que nuca falla, a lo que de verdad sabemos que va a estar ahí siempre, sean las circunstancias que sean.