Como y cuanto publicar en mi blog

home-office-336373_960_720

Hay que reconocer que dentro del sector del marketing online, y sobre todo cuando se tiene un portal de noticias o se tiene un blog personal, siempre hay una pregunta que es recurrente en todo momento. Esta pregunta no es otra que tratar de determinar por todos los medios, habidos y por haber, cada cuánto tiempo debo actualizar mi blog con contenido nuevo. En otras palabras, de lo que se trata es de saber cuál es la frecuencia correcta de actualización de mi portal de noticias.

Pues bien, a pesar de que ahora vamos a profundizar un poco más en este asunto, tenemos que decir antes de nada que no existe una manera perfecta para saber cómo actualizar una página web en cuanto a su contenido se refiere. Con esto lo que queremos decir es que no existen unas pautas predeterminadas para saber cuándo y cómo tenemos que actualizar nuestro blog. Es cierto que pueden existir algunas directrices, como las que te ha contado en más de una ocasión Neil Patel, y que vamos a ver a continuación, pero todo tiene que ser mucho más natural.

¿Tienes algo nuevo que contar?

Lo primero que tienes que tener muy claro por encima de todo, es saber si realmente tienes algo nuevo que aportar a tu blog personal oa tu plataforma de Noticias. Más que nada porque si no tienes ninguna noticia que contar o si no tienes ninguna experiencia personal que contar, lo mejor que puedes hacer es no actualizar tu plataforma online. De hecho, si recurres a una actualización banal y trivial, es decir si recurres a una actualización que no va a aportar nada a la red de redes, los principales motores de búsqueda del planeta, en especial Google, lo van a detectar y no te van a dejar en un buen lugar.

Es por ello por lo que te recomendamos en primer lugar que no debes obsesionarte con la frecuencia de actualización de tu página web. Únicamente debes llevarla a cabo cuando tengas realmente algo nuevo que aportar. Ten en cuenta que esto no es solamente bueno de cara a los motores de búsqueda sino que al mismo tiempo también es muy positivo de cara a los lectores que son al fin y al cabo los que te van a dar el tráfico. Si ellos ven que tus actualizaciones están carentes de calidad, poco a poco dejarán de tener tu sitio web como un sitio de relevancia dentro del ciberespacio.

Estudia a la competencia

Sin embargo, ya pesar de que te recomendamos encarecidamente que hagas caso a la primera directriz que te hemos mencionado en este artículo, también tienes que tener muy en cuenta tu competencia. Más que nada porque si estás dentro de un sector muy competido, y tus principales competidores actualiza en sus páginas web con cierta frecuencia, lo mejor que puedes hacer es nutrirte de una buena cantidad de contenidos para seguir su ritmo. Es cierto, que esto tampoco es fundamental, pero si ves que tu competencia le está funcionando este sistema, lo mejor que puedes hacer es invitarnos.

Para ello, y en el hipotético caso de que tú no tengas la capacidad de reunir esa cantidad de contenido original cada tan poco tiempo, mejor que puedes hacer es reescribir la información que vierten en internet las páginas web de tu competencia. Ten en cuenta que esta práctica no va a estar penalizada en ningún momento por los motores de búsqueda, y al mismo tiempo tú vas a poder aportar ese valor añadido a la información ya existente. De este modo, vas a poder crear un contenido fresco y regular sin mucho esfuerzo.