El tiempo no perdona pero ayuda a muchos

desguaceracor-com

Hay amantes para todo tipo de coches, algunos por no decir la mayoría gustan de coches deportivos o los muy nuevos, pero también hay personas que les encantan los coches viejos. Estos poseen una atracción emocional y añoranza a tiempos pasados que fueron mucho mejores; aunque para adquirirlos y mantenerlos en buen estado lleva su tiempo y su dinero.

Los coches según su tiempo y antigüedad pueden ser clasificados de la siguiente manera:

  • 10 años y menos de 20: les llaman solo viejos
  • 20 o más: son antiguos
  • Histórico o Clásico: además del tiempo deben tener características que los definan. A su vez, estos presentan diferencias para poder señalar cuál es un coche clásico y cuál es un histórico.

Los clásicos para ser llamados así, deben tener un tiempo de 25 años o más de fabricados, por lo general, son coleccionables además de poseer elementos exclusivos que los hacen únicos. Entre esas características la mejor sería haber tenido un dueño famoso o destacado, o el coche haber sido conocido por algún suceso histórico importante. Pueden ser registrados en el “Inventario General de Bienes Muebles de Patrimonio Histórico Español”.

En el caso de los coches históricos, según el “Real Decreto 1247/1995, 14 de julio”, uno de los requisitos para su registro es una inspección que debe efectuarse, y no es realizado por cualquiera, solo un laboratorio oficial de la comunidad autónoma donde se encuentra el coche puede elaborarla.

Una vez que dicho laboratorio lo certifique bajo documento, como todo coche, tiene que pasar la Inspección Técnica del Vehículo (ITV). Luego deberá ser matriculado según le corresponda en la Jefatura Provincial donde viva su dueño.

Cabe destacar que no todos estos coches pasan las pruebas pertinentes, pero siempre serán un clásico. Si posee su placa original le agregarán las letras “VH” (Vehículo Histórico) sino, le otorgarán una con las mismas letras identificativas.

Lo más curioso es que se encuentran exentos de pagos de impuesto, por ejemplo, en Barcelona para que disfruten de este beneficio deben tener condiciones de “museo”. Estos coches suben de valor a medida que pasan sus años.

No todos tenemos la capacidad monetaria de adquirir ni de mantener un coche clásico o histórico, pero tal vez nuestro coche viejito de más de 10 años algún día valdrá su peso en oro, así que no hay que desanimarnos, pero si intentar mantenerlo en el tiempo, para esto, nada mejor que contar con los expertos en todo tipo de repuestos como desguace Racor, donde cuentan con una gama de servicios a su disposición incluyendo el recambio que necesita.