Vuelta a la rutina

material-escolar-online

En algunos artículos de hoy he hablado de la vuelta al cole y del material escolar pero no podían ser menos los papás que como los niños volvemos a la rutina. La mayoría de madres y padres con los que he hablado coinciden en lo mismo, en que los niños ya van necesitando su rutina y sus horarios, en verano los horarios cambian nos acostamos tarde y nos levantamos casi a media mañana, por lo que ya después de tanto tiempo aunque no lo creamos los niños y también nosotros necesitamos de esa rutina que llevamos durante muchos meses. A pocos días de la vuelta al cole son muchas las familias que ya van poniendo horarios en casa tanto de baños como de cenas como la hora de irse a la cama y todas las madres apuntan que les cuesta un montón como dos o tres días acostumbrarse a los nuevos horarios, pero poco a poco los vamos metiendo en vereda me decía una madre entre suspiros. Y es que no solo son los niños a los que les cuesta volver a la rutina son muchos los padres por no decir la mayoría a los que también el regreso a la oficina en algunas ocasiones puede causar una que otra depresión.

Y es que claro no es lo mismo estar de cañitas que sentado en la oficina viendo la cara de nuestro compañero que poca gracia nos hace o la de nuestro jefe al fondo del pasillo y si encima nos juntamos con que no se ha hecho inventario y el material es el mismo que antes de irnos de vacaciones ya es para ingresarnos directamente. Y claro en ese momento de angustia y de muy mala leche pensamos para nuestros adentros si es tan difícil entrar en material-de-oficina-online.es  y pedir el material de oficina si con ellos con un solo clic está solucionado ya que son muchas las veces que les piden a ellos. Pues no encima que vas con pocas ganas el material casi gastado y carcomido. Pero bueno esto es así y no nos queda más remedio que agachar la cabeza y hacer lo que nos diga el jefe tanto si queremos como si no. Con mala cara y unos cuantos suspiros pienso en lo mucho que falta para las tan esperadas vacaciones del año que viene a sí que sin más me quedo con el calendario y voy contando los días.