Deja tu mudanza en buenas manos

mudanzasinternacionales.eu

Hay gente que por temas de trabajo deben estar viajando continuamente, otras lo que hacen es que se van mudando por temporadas y lo que para muchos sería un autentico horror a otros les fascina. Para que nos demos cuenta lo diferente y complejo que puede llegar a ser el ser humano. Hay gente que con solo poner en tus labios la palabra mudanza es como si una descarga eléctrica recorriera todo su cuerpo, no sé qué les pasa pero se horrorizan con solo nombrarla. Sin embargo hay otros que les encanta estar de mudanza en mudanza y si pudieran estar mudándose a diario serían más felices, dese luego para gustos los colores eso sin duda.

De hecho y sin ir más lejos yo conozco a una persona así, que le encanta hacer mudanzas bruselas madrid sin ir más lejos hace poco que ha protagonizado una. Evidentemente esta persona de la que hablo vive en Bruselas pero no es de allí, trabaja en una multinacional que tiene filiales por todo el mundo, pero este señor solo se mueve por Europa. Dice que el resto del mundo ya lo conoce y que no le gusta nada. Que prefiere recorrer Europa de cabo a rabo antes de salir de ella. Pues el caso es que como tiene un puesto importante dentro de esta empresa pues debe dirigir varias empresas a la vez y cada cierto tiempo se muda de ciudad a ciudad sin ningún problema. Y lo que para otros sería un autentico horror para él es lo mejor que le ha pasado en la vida.

De hecho y sin ir más lejos ahora está en Bruselas y se viene un tiempo a Madrid, dice que le encanta las noches madrileñas que le hacen sentir de verdad español. Es español pero evidentemente con tanta mudanza yo creo que al final aunque él diga que no se acaba perdiendo el norte y olvidando realmente de dónde eres y cuáles son tus raíces. Par mí son demasiados cambios de costumbres de personas de horarios, el cuerpo por mucho que quiera nunca se llega a acostumbrar a nada. Pero evidentemente son gustos y cada uno vive la vida como quiere y realmente si él la vive así será porque es feliz. Me contaba que cuando se jubile dejará de viajar y esa será su desdicha, y lleva razón yo creo que por desgracia no sabrá vivir en un sitio concreto.